La diabetes y presión arterial alta son las causas más comunes de la enfermedad renal.  Si tú tienes diabetes o presión arterial alta, trabajar con tu médico para mantener tu azúcar y tu presión bajo control es la mejor manera de prevenir la enfermedad renal.
Vivir una vida saludable puede prevenir la diabetes, presión arterial alta y enfermedad renal, o puede ayudar a mantenerlos bajo control.  Las recomendaciones siguientes pueden bajar tu riesgo para la enfermedad renal y los problemas que son asociados en ella:

  • Seguir una dieta baja en sodio (sal) y grasa
  • Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos casi todos los días de la semana
  • Hacerse exámenes de salud con su doctor regularmente
  • No fumar o usar tabaco
  • Limitar el uso de alcohol