Debido a que AKI aparece de golpe, puede ser difícil de predecir o prevenirlo.  Pero un buen cuidado de los riñones puede ayudar a prevenir la lesión renal aguda, la enfermedad renal crónica, y la falla renal.  Sigue estas reglas generales para mantener tus riñones lo más saludable posible:

  • Trabaja con tu médico para controlar la diabetes y la presión arterial alta
  • ¡Vive saludablemente!  Come una dieta baja en grasa y sal, haz ejercicio por lo menos 30 minutos  al menos de cinco días de la semana, limita el alcohol y toma todos los medicamentos recetados por tu medico como se te ha indicado
  • Si tomas medicamentos sin receta para el dolor, como la aspirina o el ibuprofeno, no toma más de lo recomendado en el envase.  Tomar demasiada cantidad de estos medicamentos puede hacer daño a los riñones y puede causar lesión renal aguda.