Daño a tus riñones es usualmente permanente.  Aunque el daño no se puede arreglar, tu puedes tomar pasos para mantener a tus riñones lo más saludables posible durante el mayor tiempo posible.  Incluso, puedes ser capaz de detener el daño o impedir que empeore.

  • Controla tu nivel de azúcar en la sangre si tienes diabetes.
  • Mantenga un nivel de presión arterial saludable.
  • Seguir una dieta baja en sal y grasa.
  • Hacer ejercicio por lo menos 30 minutos casi todos los días de la semana.
  • Mantener un peso saludable.
  • No fumar o usar tabaco.
  • Limitar el uso de alcohol.
    Hablar con tu medico acerca de las medicinas que te pueden ayudar a proteger a tus riñones.

Si la enfermedad renal se detecta temprano, puedes prevenir la falla renal.  Si tus riñones fallan, tendrás que hacer tratamiento de diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir.