Como las fistulas AV e injertos AV van bajo de tu piel, son menos propensos a tener problemas con infección de catéteres.  Sin embargo, pueden llegar a infectarse y pueden tener problemas con el flujo sanguíneo.  Toma estas medidas para mantener tú fistula AV o injerto AV, trabajando bien:

  • Mantén tu acceso vascular limpio a todo tiempo
  • Mantén alerta de las señas de infección, como:
    • Dolor
    • Rojez
    • Hinchazón
    • Fiebre
  • Evita poner presión en el área de acceso por medio de:
    • No duermas o te apoyes en el área de acceso
    • No cargues bolsas u objetos pesados a través de tu área de acceso
    • No te pongas joyería o ropa pegada cerca del área de acceso
  • Al hacer tus exámenes de sangre de rutina, pide que te saquen sangre del otro brazo (el que no tiene tu acceso vascular)

Si notas alguna seña de infección o algún problema con tu acceso vascular, habla con tu médico, tu enfermera o centro de diálisis inmediatamente.