El tratamiento para las piedras en los riñones depende en el tamaño de la piedra, de lo que está hecha (tipo de piedra), si está causada por dolor y si está bloqueando las vías urinarias.  Para responder a estas preguntas y averiguar el tratamiento adecuado para ti, tu medico puede pedirte que te hagas un análisis de orina, análisis de sangre, rayos X y/o un CT scan.  El CT scan a veces utiliza un medio de contraste.  Si alguna vez has tenido un problema con medio de contraste, asegúrate de informar a tu medico acerca de ello antes de hacerse el CT scan.  Si los resultados de las pruebas muestran que tu piedra es pequeña, tu medico puede indicarte que tomes medicamentos para el dolor y beber mucho líquido para ayudar a empujar la piedra a través de tu tracto urinario.  Si tu piedra es grande, o si está bloqueando las vías urinarias, puede ser necesario un tratamiento adicional.

Una opción de tratamiento es la litotricia por ondas de choque.  Este tratamiento utiliza onda de choque para romper las piedras en trozos pequeños.  Después del tratamiento, los pequeños trozos de la piedra pasaran a través de tu tracto urinario y fuera de tu cuerpo con la orina.  Este tratamiento dura generalmente entre 45 minutos y una hora y se puede realizar bajo anestesia general, lo que significa que estarás dormido y no sentirás dolor.

Otra opción de tratamiento es la ureteroscopia.  Este tratamiento también se realiza bajo anestesia general.  El medico utiliza un instrumento largo de forma de un tubo para encontrar y eliminar la piedra o para encontrar y romper la piedra en pedazos pequeños.   Si la piedra es pequeña, el medico puede ser capaz de eliminarla.  Si es grande, es posible que tenga que ser rota en pedazos.  En este caso, un láser se utiliza para romper la piedra en pedazos que son lo suficiente pequeños para pasar a través de tu tracto urinario.

En raras ocasiones, se necesita una cirugía llamada nefrolitotomia percutánea para eliminar una piedra en los riñones.  Durante la cirugía, se insertara un tubo directamente en el riñón para eliminar la piedra.  Tendrás que permanecer en el hospital durante dos o tres días para tener y recuperarse de este tratamiento.