Nuestros cuerpos necesitan calcio y vitamina D para tener huesos saludables.  Los riñones saludables ayudan a mantener los huesos saludables.  Si tienes enfermedad renal, hay una posibilidad que tus riñones no puedan hacer este trabajo tan importante.  Aprende más acerca enfermedad de los huesos y fosforo alto (hiperfosfatemia).