La granulomatosis de Wegener es una enfermedad que causa inflamación e irritación de los vasos sanguíneos en los riñones, la nariz, los senos nasales, la garganta y los pulmones.  Vasos sanguíneos hinchados hacen que sea más difícil para que la sangre llegue a los órganos y tejidos que lo necesitan, que pueden ser perjudiciales.  La enfermedad también provoca masa llamadas granulomas para formar y dañar el área alrededor de ellos.  En algunas personas, esta enfermedad solo afecta los pulmones.  La granulomatosis que afecta los riñones puede conducir a la enfermedad de los riñones crónica o la falla de los riñones.

Los primeros signos de la granulomatosis de Wegener son por lo general en la nariz, los senos nasales, la garganta o los pulmones.  Puedes notar secreción de la nariz, infecciones de los senos nasales o sangrado de la nariz.  Otros signos pueden incluir:

  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Resuello
  • Fiebre
  • Estar con mucho dolor
  • Entumecimiento de los brazos, piernas, dedos de las manos o pies

Es posible que no note ningún síntoma si la enfermedad está afectando tus riñones.  Los signos de problemas del riñón solamente pueden aparecer en los análisis de sangre y de orina, pero si tienes síntomas, puedes notar sangre en la orina.   El Granulomatosis puede empeorar muy rápidamente.  Si observas una secreción de la nariz que no desaparece, sangrado de la nariz, o tos con sangre, consulta a un médico inmediatamente.  Esta enfermedad puede empeorarse rápidamente y es muy importante tratarla temprano para prevenir daño de los órganos, como la falla de los riñones.

Si tu medico cree que puedes tener granulomatosis de Wegener, es posible que ordene hacerte análisis de orina y sangre, radiografías del tórax, un CT Scan o un MRI o una biopsia.  Si los exámenes ordenados muestran que tienes Granulomatosis de Wegener, tu medico puede indicarte que tomes medicamentos que controlan la inflamación (hinchazón e irritación) y debilitar tu sistema inmunológico.  Estos medicamentos son llamados inmunosupresores.  Otra opción de tratamiento para debilitar tu sistema inmunológico se llama plasmafesesis.  Otros tratamientos pueden ayudar a controlar los efectos secundarios y prevenir complicaciones.   Si la enfermedad hace que tus riñones fallen, necesitaras diálisis o un trasplante de riñón para sobrevivir.