En la mayoría de casos, le enfermedad de los riñones (también conocida como enfermedad renal) puede ser prevenida, pero no curada.  Las causas más comunes de la enfermedad de los riñones son diabetes y presión arterial sin control.  Trabajar con tu doctor para prevenir estos problemas, o a controlarlos si los tienes, puede prevenir la enfermedad de los riñones.

Si tienes enfermedad de los riñones crónica, lo que significa que tus riñones están dañados y no pueden funcionar tan bien como debieran, todavía puedes ser capaz de prevenir la falla de los riñones, que es cuando los riñones no funcionan en absoluto.  Seguir una dieta renal, hacer suficiente ejercicio, y manejar sus factores de riesgo pueden prevenir la falla de los riñones.

La falla renal agudo, la cual quiere decir que tus riñones han dejado de trabajar de repente, a veces puede ser irrevisable.  Con el tratamiento apropiado, los riñones pueden regresar a trabajar normalmente.

Daño a los riñones puede empeorar muy despacio, y al pasar el tiempo, no se puede arreglar.  No hay ninguna cura para este tipo de falla de los riñones, cual también es llamada Enfermedad Renal de Etapa Terminal o ESRD por sus iniciales en inglés.  Si tienes ESRD, necesitaras tratar la condición con diálisis o con un trasplante de riñón para sobrevivir.  Muchas personas pueden vivir una vida larga en diálisis o después de un trasplante de riñón.