Uno de los tratamientos para la falla renal se llama hemodiálisis, o "hemo" para abreviar. En este tipo de tratamiento se utiliza una máquina para limpiar su sangre.

La hemodiálisis hace algo del trabajo que sus riñones hacían cuando estaban sanos. Durante el tratamiento, su sangre viaja a través de tubos desde su cuerpo hacia la máquina de diálisis. Mientras su sangre está en la máquina, pasa a través de un filtro llamado dializador, que elimina los desechos y el líquido extra. Una vez que se ha limpiado, su sangre viaja a través de los tubos de la máquina de diálisis de nuevo hacia su cuerpo.

Acceso vascular

Antes de que pueda comenzar la hemodiálisis, usted necesitará un acceso vascular. Esta es un área en su cuerpo donde se insertarán dos agujas antes de cada sesión de diálisis para permitir que su sangre fluya dentro y fuera de su cuerpo. Su sangre fluirá a través de una aguja desde su acceso vascular hasta la máquina de diálisis y luego desde la máquina de diálisis hasta su cuerpo a través de la otra aguja.

Hay dos tipos de acceso vascular que son más adecuados para la diálisis. Trabaje con su médico para descubrir cuál es el mejor para usted.

Fístula AV

La fístula AV es el tipo de acceso vascular más seguro y más confiable. AV significa arteriovenosa. Una fístula AV es una conexión entre una arteria (un vaso sanguíneo grande que transporta sangre desde el corazón) y una vena (un vaso sanguíneo que transporta sangre hasta su corazón). Para crear una fístula AV en su cuerpo, deberá someterse a una cirugía menor para conectar su arteria a su vena. Esto se realiza con mayor frecuencia en su brazo no dominante. Por ejemplo, si usted es diestro, probablemente se le hará la fístula en su brazo izquierdo.

Una vez que la arteria y la vena están conectadas, podrá fluir más sangre a través de la fístula. Después de dos o tres meses, la fístula será más resistente que una arteria o una vena normal y soportará que se coloquen y saquen agujas varias veces por semana. Debido a que la fístula necesita tiempo para sanar y fortalecerse, lo mejor es que se le cree una fístula AV dos o tres meses antes de que usted deba comenzar la diálisis.

Injerto AV

Un injerto AV es la segunda mejor opción de acceso vascular. En lugar de conectar su arteria directamente a su vena, un injerto AV utiliza un tubo de plástico para conectar la arteria y la vena dentro de su cuerpo. Al igual que una fístula AV, un médico coloca el injerto AV mediante una cirugía menor. El injerto AV generalmente está listo para usarse en solo dos o tres semanas. Sin embargo, las probabilidades de problemas con infecciones y coágulos de sangre son más altas con los injertos AV. Debe cuidar bien su injerto AV para que sea utilizable por el mayor tiempo posible.

Otras opciones de acceso vascular

Si descubre que sus riñones están fallando y necesita comenzar la diálisis de inmediato, su médico puede recomendarle que obtenga un catéter venoso. Se puede usar un catéter venoso si usted padece falla renal aguda o si no hay suficiente tiempo para que se le haga una fístula AV o coloque un injerto AV antes de que deba comenzar la diálisis. Un catéter venoso es un tubo que se inserta en una vena en el cuello, el pecho o la pierna y se coloca fuera del cuerpo por una abertura en la piel. Los catéteres a menudo ocasionan problemas de infección, coágulos de sangre y cicatrices. Por lo tanto, este tipo de acceso vascular solo debe usarse por lapsos breves.

Si a usted no se le puede crear una fístula AV o un injerto AV, es posible que su médico le recomiende un catéter tubular. Este tipo de catéter es un tubo que se coloca debajo de su piel y se conecta a una vena grande muy dentro de su cuerpo. Se puede usar por lapsos más largos que un catéter venoso normal. El catéter tubular es más seguro que el catéter venoso regular, pero sigue planteando problemas de infecciones y coágulos de sangre con más frecuencia que las fístulas AV y los injertos AV.

Cuidar su acceso vascular

Debido a que su acceso vascular le permite obtener el tratamiento que necesita, puede llamarlo su “línea vital”. Es importante cuidarlo para proteger su salud y asegurarse de que sea útil el mayor tiempo posible.



Regresar al inicio

Peso objetivo

La diálisis ayuda a eliminar el agua y los desechos de su sangre. Debido a que sus riñones no están funcionando bien, su cuerpo puede retener agua entre las sesiones de diálisis. Su peso objetivo (a veces llamado peso seco) es lo que usted debe pesar después de que haya terminado cada tratamiento de diálisis. Su médico trabajará con usted para calcular su peso objetivo.

Hacer un seguimiento de su peso es una buena forma de saber si su cuerpo retiene demasiado líquido. Si está en hemodiálisis, debe pesarse todas las mañanas y ponerse en contacto con su médico si su peso es mucho mayor o menor de lo normal repentinamente. Puede ayudar a prevenir el exceso de agua al limitar la cantidad de sodio (sal) y líquidos (agua y otros líquidos) que toma entre las sesiones de diálisis. Hacer esto también ayudará a prevenir problemas durante y después de las sesiones de diálisis.

Regresar al inicio

Elegir un plan de tratamiento de hemodiálisis

Si opta por someterse a la hemodiálisis, puede realizar sus tratamientos en un centro de diálisis o en su hogar, durante el día o la noche.

Regresar al inicio

Aspectos que deben considerarse al momento de elegir un plan para el tratamiento de hemodiálisis

Cuando esté decidiendo si quiere recibir tratamiento de hemodiálisis y qué horario es el mejor para usted, es importante considerar cómo el tratamiento se adaptará a su estilo de vida. Usted se conoce a sí mismo y conoce su rutina diaria. Tener en cuenta su personalidad, fortalezas y debilidades al elegir su plan de tratamiento puede ayudarlo a tener éxito con el plan que elija.

Dieta

Algunos tipos de hemodiálisis vienen con más limitaciones sobre qué y cuánto puede comer y beber. Usted se conoce a sí mismo y conoce sus hábitos mejor que nadie. Piense si será capaz de manejar una dieta con límites estrictos para ciertos alimentos y bebidas. Si sabe que le gusta “hacer trampas” en su dieta, un plan de tratamiento que requiera tales limitaciones podría no ser adecuado para usted. Trabaje con su médico y su dietético para elegir un plan de tratamiento que se adapte mejor a su estilo de vida y personalidad.

Trabajar

A algunas personas les gusta o necesitan seguir trabajando o yendo a la escuela mientras están en diálisis. Algunos horarios de tratamiento permiten mayor flexibilidad durante el horario laboral o escolar. Hable con su médico y trabajador social sobre qué tratamiento funcionaría mejor para usted y su horario diurno.

Viajes

Si viaja con frecuencia, aún puede someterse a hemodiálisis, pero debe planificarlo. Si elige la hemodiálisis en un centro de tratamiento, puede realizar sus sesiones en un centro de diálisis en la ciudad donde se encuentre. Si realiza algún tipo de hemodiálisis en el hogar, puede llevar consigo su máquina de diálisis. Recuerde que necesitará a un compañero de cuidado capacitado para ayudarlo con cada tratamiento. Hable con su médico y trabajador social sobre las formas de realizarse la diálisis durante el viaje y qué tipo de programa de diálisis sería mejor para usted si viaja con frecuencia.

Finanzas y seguros

Medicare, Medicaid y muchos planes de seguro privados cubren la mayoría de los costos de diálisis. La mayoría de las personas en diálisis pueden obtener cobertura de Medicare sin importar su edad. Sin embargo, dependiendo del tipo de tratamiento que usted elija, es posible que deba esperar algunos meses antes de que comience la cobertura del seguro. Es posible que también deba pagar deducibles o copagos. Consulte con su compañía de seguros para obtener más información sobre su cobertura. Su trabajador social también puede ayudar a responder preguntas.


Regresar al inicio

Conozca a su equipo de atención médica

Considere a cada uno de los que ayudan a cuidarlo como parte de un equipo. Usted es el capitán del equipo y todos los miembros del equipo de atención médica desempeñan diferentes funciones de apoyo para ayudarlo a alcanzar sus metas de salud. Utilice la información suministrada aquí para saber lo que hace cada miembro del equipo para ayudarlo con la diálisis. ¡La comunicación entre los miembros del equipo es la clave del éxito!

Nefrólogo

Su nefrólogo es su médico de riñón. Él o ella pueden responder cualquier pregunta que tenga sobre opciones de tratamiento, medicamentos y cómo cuidar sus riñones. Se reunirá frecuentemente con su nefrólogo para verificar el estado de su salud renal y realizar los cambios necesarios en su plan de atención. Si se somete a un trasplante de riñón, seguirá viendo a un nefrólogo para asegurarse de que su nuevo riñón se mantenga saludable.

Enfermero practicante o asistente médico

Es posible que tenga a un enfermero practicante (nurse practitioner, NP), asistente médico (physician assistant, PA) o ambos en su equipo de atención médica. Los NP y los PA están más capacitados en atención renal que un enfermero de nefrología. Los NP y los PA trabajan estrechamente con el nefrólogo y los enfermeros de nefrología. Pueden recetar medicamentos, solicitar exámenes y examinarlo a usted.

Enfermero de nefrología

El enfermero de nefrología es un enfermero registrado que está capacitado para atender a pacientes renales. Usted verá a enfermeros de nefrología en el consultorio de su médico y en su centro de diálisis. Si elige recibir diálisis en el centro, verá a su enfermero de nefrología en cada sesión de diálisis. Su enfermero se asegurará de que reciba los medicamentos adecuados y sus tratamientos de diálisis correctamente todos los días. Si elige hacer su diálisis en el hogar, un enfermero de nefrología le enseñará cómo. Incluso si elige hacerse su diálisis en el hogar, puede comunicarse con un enfermero por cualquier pregunta que tenga o cualquier ayuda que necesite.

Dietético renal

Su dietético renal puede ayudarlo a satisfacer sus necesidades nutricionales específicas y únicas. Es posible que ya usted haya tenido que ajustar su dieta para controlar la cantidad de líquidos, proteínas y ciertas vitaminas y minerales en su sangre. Cuando usted esté en diálisis, su dietista renal lo ayudará a comprender qué alimentos y bebidas son saludables para usted y cuáles no. Él o ella también lo ayudarán a planificar qué cantidad de cada nutriente debe comer por día.

Trabajador social de nefrología

Su trabajador social lo apoyará de muchas maneras a medida que usted se somete a la diálisis. Los trabajadores sociales brindan apoyo emocional a usted y a su familia, lo ayudan a comunicar sus necesidades a los demás miembros de su equipo de atención médica y a encontrar recursos para mejorar su calidad de vida. Si necesita dejar de trabajar, por ejemplo, su trabajador social puede ayudarlo a solicitar programas de asistencia financiera; también pueden ayudarlo a obtener un seguro de salud o conservarlo si ya lo tiene.

Técnicos de diálisis

Los técnicos de diálisis son responsables de comenzar su tratamiento de diálisis en cada sesión, vigilar para asegurarse de que todo vaya bien durante el tratamiento y finalizarlo; también se aseguran de que las máquinas de diálisis estén listas y funcionen correctamente para cada paciente. Si está recibiendo diálisis peritoneal o hemodiálisis en el hogar, los técnicos de diálisis se asegurarán de que tenga todos los suministros que necesita.

Equipo de acceso vascular

Coordinador de acceso. El coordinador trabajará con usted para revisar su historial médico y asegurarse de que obtenga el tipo de acceso vascular adecuado para sus planes de tratamiento.

Regresar al inicio