La hepatitis C se transmite cuando la sangre de una persona infectada con hepatitis C entra en el cuerpo de una persona que no tiene hepatitis C.

La infección por hepatitis C ocurre mayormente en personas que:

  • Comparten agujas no esterilizadas (sucias) para la inyección de drogas ilegales (por ejemplo, heroína)
  • Están siendo tratados en un establecimiento de atención de salud donde las agujas u otras herramientas médicas no se esterilizan (limpian) de la manera correcta

Con mucha menos frecuencia, la hepatitis C puede ocurrir:

  • Cuando un niño nace de una madre que tiene hepatitis C
  • Por tener contacto sexual con una persona que tiene hepatitis C
  • Por compartir elementos como un cepillo de dientes o una afeitadora con una persona que tiene hepatitis C (las encías a veces sangran en un cepillo de dientes y la gente a veces accidentalmente se cortan mientras se afeitan)

En el pasado, la hepatitis C ocurriría de:

  • Procedimientos médicos con sangre donada (antes de 1992)
    • Antes de esta fecha, el proceso de cribado de las enfermedades de la sangre dentro de la sangre donada no estaba bien controlado.
  • Equipo médico contaminado con hepatitis C, antes de que se requiriera un control estricto de la infección.