La hepatitis C es una enfermedad viral que afecta al hígado. El hígado es un órgano en el cuerpo humano que convierte todo lo que usted come o toma en nutrientes y se deshace de las toxinas. Hay una conexión entre la hepatitis C y la enfermedad de los riñones. La hepatitis C puede causar enfermedad de los riñones, y a veces los pacientes renales pueden contraer hepatitis C por la hemodiálisis, un tratamiento para la fallo renal, si un centro médico no sigue cuidadosamente las pautas para el control de la infección.

Hepatitis C y lesión renal aguda

Lesión renal aguda (LRA) es cuando sus riñones dejan de funcionar de repente, durante un período de tiempo muy corto. Por lo general, sus riñones empezarán a funcionar nuevamente si la causa de la lesión renal aguda es tratada rápidamente. A veces, la hepatitis C puede causar LRA, pero esto no ocurre muy a menudo.

La hepatitis C está asociada con la LRA porque:

  • la hepatitis C puede causar vasculitis La vasculitis es la inflamación (hinchazón) de los vasos sanguíneos, arterias y venas. Si los vasos sanguíneos de sus riñones se inflaman (se hinchan), esto puede causar lesión renal aguda.
  • En pocos casos raros, algunos medicamentos para la hepatitis C se asociaron a una mayor probabilidad de tener LRA.

Hepatitis C y enfermedad de los riñones crónica

Enfermedad de los riñones crónica (ERC) es cuando hay daño prolongado en los riñones que puede empeorar con el tiempo. A veces, la hepatitis C puede causar ERC, pero esto no ocurre muy a menudo.

La hepatitis C está asociada a ERC porque:

  • La hepatitis C puede causar un tipo de enfermedad de los riñones llamada glomerulonefritis. Sus riñones están formados por miles de pequeños filtros llamados glomérulos. La glomerulonefritis es la inflamación (hinchazón) de los filtros renales (glomérulos), que causa daño permanente. Cuando los filtros de su riñón están dañados, esto puede conducir a una enfermedad de los riñones crónica.
  • Cuando usted tiene hepatitis C, tiene una mayor probabilidad de contraer diabetes. La diabetes es la causa principal de la enfermedad y fallo de los riñones.

Dado que hay una conexión entre la hepatitis C y la enfermedad de los riñones, los médicos recomiendan que los pacientes con hepatitis C se sometan a pruebas de enfermedad de los riñones cada año.

  • Si usted tiene hepatitis C y enfermedad de los riñones, su salud puede ser peor que la de los pacientes renales sin hepatitis C.
  • Tener hepatitis C puede conducir a una progresión más rápida de la ERC a fallo renal en comparación con personas sin hepatitis C.

Esta es la razón por la que hacerse la prueba y el tratamiento de la hepatitis C es tan importante para su salud.