La meta del tratamiento para la hepatitis C es disminuir la carga viral (la cantidad del virus) en su cuerpo hasta que el virus ya no se encuentre en su cuerpo.

En el pasado, solo dos tipos de drogas estaban disponibles para tratar la hepatitis C; interferón y ribavirina. El interferón y la ribavirina se usaron juntos y tuvieron éxito en el tratamiento de la hepatitis C.

Ahora hay nuevos y mejores medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C. Los antivirales de acción directa (AADs) se consideran ahora el mejor tipo de tratamiento para la hepatitis C.

Los tipos de tratamientos para la hepatitis C son:

Interferón

  • El interferón es un medicamento que aumenta su sistema inmunológico por lo que hace un mejor trabajo atacando el virus de la hepatitis C. El interferón no ataca al virus en sí. 
  • Este fue el primer tratamiento disponible para la hepatitis C.
  • El interferón se administra por inyección (un pinchazo).

Ribavirina

  • La ribavirina es un tipo de medicamento antiviral que funciona con otros medicamentos para combatir la hepatitis C.
  • En el pasado, se utilizó con Interferón, ahora se está utilizando con AADs.
  • La ribavirina es una píldora tomada por vía oral.

Antivirales o antivirales de acción directa (AADs)

  • Los antivirales de acción directa son medicamentos que atacan un virus, y pueden deshacerse del virus de la hepatitis C en su cuerpo. Los AADs son píldoras tomadas por vía oral.
  • Los AADs se consideran actualmente el mejor tipo de tratamiento para la hepatitis C.
  • Los efectos de algunos AADs todavía están siendo estudiados.

Como un paciente renal, es posible que sea necesario ajustar ciertos medicamentos que toma para la hepatitis C. Hable con su médico acerca de qué medicamentos pueden funcionar mejor para usted.

¿Quién debe ser tratado?

Casi todos los pacientes con infección crónica por hepatitis C se recomiendan para el tratamiento. Si su hepatitis C ya ha comenzado a dañar su hígado, recibir tratamiento para hepatitis C debe ser una prioridad para su atención de salud.

Es posible que un paciente no se beneficie plenamente del tratamiento de la hepatitis C si:

  • Tiene más de uno o muy graves problemas de salud
  • Tiene antecedentes de no tomar sus medicamentos según lo indicado
  • Toma demasiado alcohol o consume drogas ilegales

Si una persona está en la lista de espera para un trasplante de riñón y podría recibir un riñón infectado con hepatitis C, es posible que no se les recomiende el tratamiento en ese momento. En cambio, serán tratados por hepatitis C después de recibir el trasplante de riñón.

¿Cuánto cuesta el tratamiento para la hepatitis C?

El tratamiento para la hepatitis C puede ser muy costoso. Pregunte al coordinador financiero en su centro de diálisis o centro de trasplante si tiene preocupaciones acerca de su seguro de salud y pagar por los tratamientos para hepatitis C.

¿Puede curarse la hepatitis C?

Sí. La hepatitis C se considera "curada" cuando las pruebas demuestran que no hay virus de la hepatitis C en su cuerpo durante al menos 24 meses.
Ser curado de la hepatitis C es posible para más pacientes que nunca debido a los nuevos medicamentos que se están fabricando para combatir la hepatitis C. Hable con su médico acerca de la elección de un medicamento para hepatitis C que es adecuado para usted.