Cuando las bacterias entran en sus riñones, pueden causar una infección. Las bacterias que causan infecciones renales por lo general vienen de otra parte de su tracto urinario, como la vejiga, los uréteres o la uretra. Las infecciones renales pueden afectar un riñón a la vez o ambos riñones al mismo tiempo. Es muy importante tratar las infecciones renales tan pronto como sea posible. Las infecciones renales que no se tratan prontamente pueden causar daño renal permanente o pueden propagarse a otras partes de su cuerpo y causar una infección aún más grave.

¿Quién contrae infecciones renales?

Cualquiera puede contraer una infección renal, pero algunas personas son más propensas que otras a obtenerlas. Es más probable que contraiga una infección renal si:

  • Tiene una infección de la vejiga. Una infección en la vejiga puede propagarse a los riñones.
  • Si es una mujer. Las mujeres tienen infecciones renales con más frecuencia que los hombres. Esto se debe a la forma en que está conformado el cuerpo femenino. En las mujeres, la uretra (la parte de su tracto urinario donde la orina sale de su cuerpo) es más corta que en los hombres. Tener una uretra más corta hace que sea más fácil para las bacterias entrar en su cuerpo y viajar hasta su tracto urinario. La uretra también está más cerca de la vagina y el ano en las mujeres que en los hombres. Las bacterias pueden propagarse de la vagina y el ano a la uretra, y luego viajar por el tracto urinario.
  • Tener un problema con la forma de su tracto urinario hace que sea más difícil para la orina pasar a través de él
  • Tener un bloqueo en el tracto urinario, como un cálculo renal o una próstata agrandada (en los hombres)
  • Estar embarazada
  • Tener diabetes
  • Tener un sistema inmunológico debilitado. Esto podría ser causado por una enfermedad, como la diabetes o el VIH, o por ciertos medicamentos llamados inmunosupresores. Las personas que han tenido un trasplante de riñón u otro trasplante de órganos toman inmunosupresores.
  • Tener daños en los nervios o la médula espinal que le impide sentir dolor en la zona del cuerpo donde están la vejiga y la uretra. No ser capaz de sentir dolor en esta área puede evitar que usted note los síntomas de una infección de la vejiga. Una infección de la vejiga puede conducir a una infección renal si no se trata.
  • Utilizar un catéter para drenar la orina de su vejiga
  • Tener un problema de salud llamado reflujo vesico-ureteral (RVU). Un tracto urinario normal solo permite que la orina fluya por los uréteres hacia la vejiga. Las personas con RVU tienen tractos urinarios que permiten que la orina fluya hacia atrás, por los uréteres, lo que puede conducir a infecciones renales.

Regresar al inicio

¿Cuáles son los síntomas de una infección renal?

Si usted tiene una infección renal, puede notar uno o más de los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Vómitos
  • Dolor en la espalda, los costados o la ingle
  • Escalofrío
  • Náuseas
  • Orinar (hacer pipí) a menudo
  • Sentir como si tuviera que orinar (hacer pipí) a menudo, incluso acabándolo de hacer
  • Dolor o ardor al orinar
  • Pus (líquido espeso, blanco/amarillo) o sangre en la orina
  • Orina turbia o maloliente

Si nota alguno de estos síntomas, comuníquese con su proveedor de atención de salud lo antes posible. Si actualmente está tomando medicamentos para tratar una infección del tracto urinario (ITU), pero sigue teniendo alguno de estos síntomas, comuníquese con su proveedor de atención de salud.

Si su proveedor de atención de salud piensa que usted podría tener una infección renal, podría pedirle una muestra de orina para buscar bacterias u otros signos de infección. Es posible que también necesite hacerse un examen de sangre o pruebas de imagenología, como una radiografía, ultrasonido o tomografía computarizada.

Regresar al inicio

Cuál es el tratamiento para una infección renal?

Las infecciones renales se tratan con antibióticos. Es posible que su proveedor de atención de salud le indique un medicamento antibiótico que trata los tipos más comunes de infecciones, hasta que se pueda examinar la orina para determinar el tipo exacto de infección que tiene. Una vez que sus resultados del examen de orina están disponibles, su proveedor de atención de salud le podría indicar que tome un tipo diferente de antibiótico, dependiendo de la clase de infección que tenga.

Si usted tiene una infección muy grave, puede que tenga que permanecer en el hospital para recibir tratamiento.

Si su infección renal fue causada por un problema con la forma de su tracto urinario, usted puede necesitar una cirugía para corregir el defecto y prevenir futuras infecciones renales.

Regresar al inicio

¿Cómo puedo prevenir infecciones renales?

Usted puede reducir sus probabilidades de contraer una infección renal mediante:

  • Beber mucha agua
  • Orinar tan pronto como sienta la necesidad de hacerlo
  • Orinar después de tener relaciones sexuales
  • Limpiarse de adelante hacia atrás después de ir al baño, si usted es una mujer. Esto ayuda a evitar que las bacterias de la vagina o del ano entren en la uretra.
  • Evitar el uso de aerosoles desodorantes o duchas vaginales en su área genital.

Regresar al inicio