Cuando sus riñones dejan de funcionar de repente, durante un período de tiempo muy corto (generalmente dos días o menos), se denomina como lesión renal aguda (LRA). La LRA a veces se refiere como falla del riñón aguda o falla renal aguda. Es muy grave y requiere tratamiento inmediato.

Diferente a la falla renal que resulta de daño renal y empeora lentamente, la LRA es a menudo reversible si se diagnostica y se trata rápidamente. Si estaba sano antes de que sus riñones fallaron de repente y fuiste tratado de inmediato para la LRA, sus riñones podrían funcionar normalmente o casi normalmente después de que su LRA es tratada. Algunas personas tienen un daño renal persistente después de la LRA. Esto se conoce como enfermedad renal crónica, y podría conducir a una falla renal si no se toman medidas para prevenir que el daño renal empeore.

¿Quién adquiere una lesión renal aguda?

Cualquiera puede adquirir una LRA. La mayoría de las veces, la LRA ocurre en personas que ya están enfermas y en el hospital. Las personas que están en la unidad de cuidados intensivos (UCI) son aún más propensas a tener una LRA que las personas que están en otras unidades del hospital. Esto se debe a que las personas que necesitan estar en la UCI ya están muy enfermas. Otras cosas que pueden aumentar su riesgo de tener LRA incluyen:

  • Tener 65 años o más
  • Tener una enfermedad renal o un problema renal
  • Tener presión arterial alta
  • Tener una enfermedad crónica, como enfermedad cardiaca, enfermedad hepática o diabetes
  • Tener una enfermedad arterial periférica (una condición que dificulta que su sangre llegue a sus brazos y piernas)

Regresar al inicio

¿Cuáles son los síntomas de una lesión renal aguda?

Al principio es posible que no note ningún síntoma de LRA. Si tiene síntomas, puede notar algunos o todos los problemas siguientes:

  • No orina lo suficiente
  • Hinchazón o inflamación en las piernas, los tobillos o los pies
  • Sensación de cansancio
  • Problemas para recuperar el aliento
  • Sentirse confundido
  • Náuseas
  • Dolor o presión en el pecho

Si tiene una LRA muy grave, puede tener convulsiones o caer en coma.
Si nota cualquiera de estos síntomas, comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente.

Regresar al inicio

¿Qué causa la lesión renal aguda?

La lesión renal aguda (LRA) generalmente ocurre cuando los riñones se dañan de repente. El daño que produce la LRA puede ser causado por:

  • No hay suficiente sangre fluyendo a través de sus riñones
  • Una lesión directa a sus riñones o un problema con sus riñones
  • Un bloqueo en sus uréteres, los tubos que llevan la orina de sus riñones a su vejiga

Algunos ejemplos de problemas que pueden causar que usted tenga muy poca sangre fluyendo a través de sus riñones son:

  • Presión arterial baja
  • Sangrando excesivo
  • Tener diarrea severa
  • Enfermedad cardíaca o ataque al corazón
  • Infección
  • Insuficiencia hepática
  • El uso de AINEs (antiinflamatorios no esteroideos), como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno
  • Quemaduras graves
  • Estar muy deshidratado (no tener suficiente líquido en su cuerpo)
  • Reacción alérgica severa

Algunos ejemplos de problemas que pueden causar daño directo a sus riñones son:

  • Coágulos sanguíneos en o alrededor de los riñones
  • Enfermedades que afectan sus riñones, así como glomerulonefritis y lupus
  • Infección
  • Algunos medicamentos, como ciertas drogas de quimioterapia, algunos antibióticos y colorantes de contraste utilizados durante las tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y otras pruebas de imagen
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Algunos trastornos de la sangre o de los vasos sanguíneos

Algunos ejemplos de problemas que podrían causar un bloqueo en su tracto urinario son:

  • Algunos cánceres
  • Coágulos sanguíneos en o alrededor de los riñones
  • Cálculos renales
  • Problemas de la vejiga
  • Próstata agrandada (en hombres)

Regresar al inicio

¿Cuál es el tratamiento para la lesión renal aguda?

El tratamiento de la LRA depende de lo que la haya causado. La mayoría de las personas necesitan permanecer en el hospital durante el tratamiento y hasta que sus riñones se recuperen. Mientras esté siendo tratado por el problema que causó su LRA, también puede recibir tratamientos para prevenir problemas que pueden hacer más difícil que sus riñones se curen. Algunos tratamientos posibles incluyen:

  • Hemodiálisis temporal para hacer el trabajo que sus riñones deben de estar haciendo, hasta que puedan recuperarse
  • Medicinas para controlar las cantidades de vitaminas y minerales en su sangre
  • Tratamientos para mantener la cantidad correcta de líquido en su sangre

Cuando regrese a casa, su médico le puede pedir que siga un plan de dieta saludable para los riñones para ayudar a que sus riñones sigan curándose. Es posible que su médico le pueda referir a un dietista, que le puede ayudar a elaborar un plan de dieta saludable para los riñones que funcione para usted.

Regresar al inicio

¿Cómo puedo prevenir una lesión renal aguda?

Debido a que la LRA aparece de repente, puede ser difícil predecirla o prevenirla. Pero un buen cuidado de sus riñones puede ayudarlo a prevenir la LRA, la enfermedad renal crónica (ERC) y la falla renal/ESRD. Siga estas reglas generales para mantener sus riñones tan saludables como sea posible:

  • Trabaje con su médico para manejar la diabetes y la presión arterial alta.
  • ¡Viva saludablemente! Coma una dieta baja en sal y grasa, haga ejercicios durante 30 minutos por lo menos de cinco días a la semana, reduzca el alcohol y tome todos los medicamentos recetados como su médico le indique.
  • Si toma medicamentos de venta libre para el dolor, como aspirina o ibuprofeno, no tome más de lo recomendado en el empaque. Tomar demasiada cantidad de estos medicamentos puede dañar los riñones y puede causar LRA.

Regresar al inicio