La presión arterial alta es la causa # 2 de falla renal. Representa aproximadamente una cuarta parte de todos los casos. La presión arterial alta puede ser tanto una causa como un síntoma de enfermedad renal. Cuando la presión arterial alta daña sus riñones, estos no funcionan adecuadamente —y una de sus funciones es ayudar a su cuerpo a regular su presión arterial.

¿Qué es la presión arterial alta?

Su corazón bombea su sangre a través de su cuerpo usando tubos llamados arterias y venas. Cuando la sangre se mueve a través de sus arterias y venas, hace presión dentro de los tubos. Esto se llama presión arterial. El chequeo de su presión arterial le dice a su médico qué tan fuerte su corazón está trabajando para bombear su sangre.

La presión arterial que es muy alta (hipertensión) significa que su corazón está trabajando demasiado fuerte para bombear su sangre. Esto puede dañar su cuerpo, incluyendo sus riñones. La presión arterial alta puede causar enfermedad y falla renal. La enfermedad renal también puede causar una presión arterial alta.

Return to top

¿Cómo la presión arterial alta causa enfermedad renal?

Sus riñones están constituidos por pequeños vasos sanguíneos, llamados glomérulos, que limpian su sangre. Cuando usted tiene presión arterial alta, la sangre fluye a través de estos vasos sanguíneos con mucha fuerza. Esto puede dañar estos vasos sanguíneos y causar enfermedad renal.

Usted no será capaz de sentir si la presión arterial alta ha dañado sus riñones. La única manera de saberlo es haciéndose una prueba. Aprenda más acerca de las pruebas para la enfermedad renal aquí.

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad renal causada por la presión arterial alta?

Puede tomar muchos años para que la presión arterial alta dañe sus riñones. Usted puede tomar medidas para controlar su presión arterial y prevenir la enfermedad renal. Si ya tiene enfermedad renal, controlar su presión arterial puede ayudar a prevenir más daño a sus riñones.
Para prevenir la enfermedad renal o evitar que el daño renal empeore, usted debe:

  • Controlar su presión arterial
  • Seguir una dieta saludable para el corazón
  • Controlar su nivel de azúcar en la sangre si tiene diabetes
  • No fumar ni usar tabaco
  • Reducir el alcohol
  • Mantener un peso saludable
  • Hacer ejercicios la mayoría de los días de la semana

Controlar su presión arterial

Su médico puede sugerirle que se chequee su presión arterial en su casa. La forma más fácil de hacerlo es usar un monitor de presión arterial digital. Usted puede obtener un monitor en su farmacia local, hospital, clínica o en línea. Su médico puede ayudarle a encontrar un monitor adecuado para usted y mostrarle cómo usarlo. Muchas farmacias y tiendas de comestibles también tienen monitores en la tienda que puede utilizar de forma gratuita.

El monitor de presión arterial que usted elija vendrá con instrucciones sobre cómo chequear su presión arterial. Debe leer esas instrucciones y llevar su monitor de presión arterial con usted a su próxima cita con el médico. Consulte a su médico para asegurarse de que está utilizando correctamente el monitor.

Entendiendo sus resultados

Cuando usted chequea su presión arterial, su resultado será dado como dos números. Ambos números son importantes.

  • El primer número (o número superior) es su presión sistólica. Esta es la presión en sus arterias y venas cuando su corazón está latiendo y la presión está en su punto más alto.
  • El segundo número (o número inferior) es la presión diastólica. Esta es la presión en sus arterias y venas cuando su corazón está entre latidos y la presión está en su nivel más bajo.

Para la mayoría de las personas una presión arterial normal es inferior a 120/80 (o 120 sobre 80). Esto significa que su presión sistólica debe ser 120 o menor y su presión diastólica debe ser 80 o menor. Si cualquiera de los dos números es demasiado alto, su presión arterial es alta.

Pregúntele a su médico cuál debe ser su presión arterial y con qué frecuencia debe chequearla (o hacer que la chequeen).

Seguir una dieta saludable para el corazón

Lo que usted come y bebe puede afectar su presión arterial. Elija alimentos bajos en sal (sodio) y grasa para ayudar a mantener su presión arterial en un rango saludable. Utilice estos consejos para comenzar:

  • Reduzca la sal
    • No añada sal a su comida al cocinar o comer. Trate de cocinar con hierbas frescas, jugo de limón o especias.
    • Elija vegetales frescos o congelados en lugar de enlatados. Si utiliza vegetales enlatados, enjuáguelos con agua antes de comerlos o cocinarlos. Esto ayuda a remover la sal adicional.
    • Compre artículos que digan "reducido en sodio" o "bajo en sodio". Si usted tiene enfermedad renal, asegúrese de verificar que estos artículos no contienen potasio como sustituto de la sal.
    • Evite los alimentos procesados, tales como cenas congeladas y carnes de almuerzo.
    • Reduzca la comida rápida y aperitivos salados, como papas fritas, pretzels y nueces saladas.
    • Reduzca los alimentos que se conservan en vinagre o en conserva, como pepinillos y aceitunas. 
  • Reduzca la grasa
    • Elija carnes magras o pescado. Retire la piel y elimine la grasa de sus carnes antes de cocinarlas.
    • Hornear, cocinar a la parrilla o asar los alimentos en lugar de freírlos.
    • Compre productos lácteos sin grasa o bajos en grasa, aderezo para ensaladas y mayonesa.
    • Use aceite de oliva o canola en lugar de aceite vegetal.
    • Elija claras de huevo o sustituto de huevo en lugar de huevos enteros.

Hable con un dietista acerca de otras formas de reducir la sal y la grasa en su dieta. Su médico puede ayudarlo a encontrar un dietista en su área. Medicare y pólizas de seguro privado pueden cubrir su cita con un dietista.

Controlar la diabetes

Tener diabetes y presión arterial alta puede aumentar sus probabilidades de contraer enfermedades renales. Si usted tiene diabetes, trabaje con su médico para manejarla.
Haga clic aquí para obtener más información sobre la diabetes y la enfermedad renal.

Controlar su colesterol

El colesterol es una sustancia cerosa y grasa en su sangre. Tener colesterol alto y presión arterial alta hace que sea más probable que usted tenga enfermedad renal, enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular. El colesterol alto también puede hacer que la enfermedad renal empeore más rápido.

Hay dos tipos de colesterol a los que usted debe prestar atención: HDL (colesterol "bueno") y LDL (colesterol "malo"). Para la mayoría de las personas, los niveles normales de colesterol son:

  • Colesterol total: menor de 200
  • HDL (colesterol "bueno"): mayor de 40
  • LDL (colesterol "malo"): menor de 100.

Sus triglicéridos también son importantes. Los triglicéridos son un tipo de grasa en su sangre. Para la mayoría de las personas, un nivel saludable de triglicéridos es inferior a 150.

Hable con su médico acerca de cuáles deben ser los niveles de colesterol y triglicéridos y cómo puede controlarlos.

No fumar ni usar tabaco

El uso de tabaco (fumar o masticar) puede empeorar la presión arterial alta y los problemas renales. Si usa tabaco, dejar de fumar puede ayudar a reducir su probabilidad de contraer una enfermedad renal o ayudar a prevenir que su enfermedad renal empeore si ya la tiene.

Reducir el alcohol

Beber alcohol en grandes cantidades puede hacer que su presión arterial sea demasiado alta. Reducir la cantidad de alcohol que bebe puede ayudar a mantener su presión arterial bajo control. No más de dos tragos por día si es hombre y no más de un trago por día si es mujer.

Mantener un peso saludable

Mantener un peso saludable puede ayudarle a controlar su presión arterial y reducir sus posibilidades de contraer enfermedades renales. Hable con su médico acerca de cuánto debe pesar. Si usted tiene sobrepeso, perder solo unas pocas libras puede hacer una gran diferencia.

Hacer ejercicios la mayoría de los días de la semana

El ejercicio puede ayudarle a controlar su presión arterial y colesterol. El ejercicio también puede ayudar a aliviar el estrés, otra causa común de presión arterial alta.

Para obtener el mayor beneficio, haga ejercicios por lo menos 30 minutos, cinco días a la semana. Si eso parece demasiado, comience lentamente y aumente progresivamente. Busque actividades divertidas que usted disfrute. Trate de caminar con un amigo, bailar, nadar o practicar un deporte. Añadir un poco más de actividad a su rutina puede ayudar.

Asegúrese de hablar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Return to top

¿Cómo se trata la presión arterial alta?

Si los cambios en su estilo de vida no son suficientes para controlar su presión arterial, es posible que su médico le diga que tome un medicamento para la presión arterial. Hay muchos tipos de medicamentos para la presión arterial y es posible que necesite tomar más de uno para controlarla.

Los inhibidores de la ECA y los BRA son dos tipos de medicamentos para la presión arterial que pueden ayudar a proteger sus riñones.

  • Inhibidor de la ECA: inhibidor de la enzima convertidora de la angiotensina
  • BRA: bloqueador del receptor de la angiotensina II

Pregunte a su médico si uno de estos es adecuado para usted. Su médico también podría pedirle que tome un diurético (también llamado pastilla de agua). Este es un tipo de medicamento que ayuda a su cuerpo a deshacerse de exceso de líquido. Tener exceso de líquidos en su cuerpo puede hacer que su presión arterial sea demasiado alta.

Si su médico le dice que tome algún medicamento, tómelo de la manera que su médico le indique. La medicina para la presión arterial funciona mejor cuando se toma cada día, incluso si se siente bien. Si usted tiene algún efecto secundario de su medicina, hable con su médico. Es posible que usted pueda tomar un medicamento diferente que no tenga esos efectos secundarios.

Si tiene problemas para recordar tomar su medicamento, trate de:

  • Poner una alarma para recordarse.
  • Utilizar una caja de pastillas para mantener sus medicamentos organizados.
  • Tome su medicamento a la misma hora todos los días como parte de su rutina normal, como cuando se cepilla los dientes o come una comida.

Return to top