Tus riñonesayudan a tu cuerpo entero a trabajar apropiadamente.  Cuando tienes enfermedad renal, también puedes tener problemas con la función del resto de tu cuerpo.  Algunas complicaciones comunes de la enfermedad renal incluyen la anemia, enfermedad de los huesos, enfermedad del corazón, alto nivel de potasio, alto nivel de calcio y acumulación de líquidos.

Anemia

Tus riñones ayudan a tu cuerpo crear glóbulos rojos.  Cuando tus riñones no están trabajando apropiadamente, tu cuerpo no crea suficientes glóbulos rojos.  Esta condición es llamada anemia. Aprender más acerca de anemia.

Return to top

Enfermedad de los huesos y fosforo alto (hiperfosfatemia)

Nuestros cuerpos necesitan calcio y vitamina D para tener huesos saludables.  Los riñones saludables ayudan a mantener los huesos saludables.  Si tienes enfermedad renal, hay una posibilidad que tus riñones no puedan hacer este trabajo tan importante.  Aprende más acerca enfermedad de los huesos y fosforo alto (hiperfosfatemia).

Return to top

Enfermedad del corazón

La enfermedad del corazón puede causar enfermedad renal, pero la enfermedad renal también puede causar enfermedad del corazón.  La enfermedad del corazón es la causa más común de muertes en personas que reciben tratamiento de diálisis.
El término “enfermedad del corazón” refiere a problemas con su corazón y los vasos sanguíneos.  Esta condición también es llamada enfermedad cardiovascular.
Cuando tus riñones no están trabajando bien, no pueden apoyar a las otras partes del cuerpo como deberían.  Esto puede causar problemas con el corazón.

  • La enfermedad renal puede causar anemia.  Cuando tienes anemia, tu corazón y otros órganos no pueden obtener suficiente oxígeno.  Esto puede causar un ataque al corazón.
  • Tus riñones ayudan a controlar tu presión arterial.  Cuando tus riñones no están trabajando bien, tu presión puede subirse demasiado.  Presión arterial alta puede llegar a problemas muy serios, como un ataque al corazón o un derrame.
  • La enfermedad renal puede causar problemas con el nivel de calcio y fosforo en tu sangre.  Cuando no tienes el nivel adecuado de calcio o fosforo en tu cuerpo, los vasos sanguíneos principales que están conectados al corazón pueden dañarse

La enfermedad del corazón no tiene síntomas hasta que los vasos sanguíneos están muy dañados.  La mejor manera de prevenir la enfermedad del corazón es la prevención de los problemas que pueden llegar a ella, como la anemia, presión arterial alta y problemas con el nivel de calcio o fosforo.

Return to top

Alto grado de potasio (hipercalcemia)

El potasio es un mineral.  También es un electrolito.  Esto quiere decir que conduce electricidad por tu cuerpo.  El Potasio ayuda a tus músculos, incluyendo tu corazón y estómago. Aprende más acerca alto grado de potasio (hipercalcemia).

Return to top

Acumulación de líquidos

Los riñones saludables sacan líquidos extras de tu sangre.  Cuando tus riñones no están trabajando tan bien como deberían, no pueden sacar suficiente líquidos.  Esto puede causar que el extra liquido en tu sangre, se acumule en tu cuerpo.

Tener mucho líquido en tu cuerpo puede causar problemas al corazón y los pulmones.  Esto también puede causar presión arterial alta, la cual es la segunda causa más común por la cual los riñones fallan.  Controlando el nivel de líquidos que consumes puede prevenir estos problemas y bajar tu riesgo de dañar tus riñones más de lo que están.

Si tu cuerpo está acumulando mucho líquido, quizás notes que tu corazón está palpitando más rápido de lo normal y que tienes hinchazón empezando en tus pies y tobillos cual se mueve hacia arriba.  Limitando cuanto líquido consumes puede ayudarle a sentirse mejor.

Usa estas recomendaciones para limitar cuantos líquidos consumes cada día:

  • Sigua una dieta baja en sal.  La sal puede hacer que tu cuerpo retenga máslíquidos de lo que debería.
  • Si tienes sed, intenta chupar un cubito de hielo o un caramelo duro (sin azúcar si tienes diabetes).
  • Recuerda que las comidas como el helado o sopas, contienen líquidos!  Las frutas y vegetales también contienen líquidos. Cada vez que comas o tomas algo que es considerado líquido, escríbelo.  Mantén un registro de la cantidad de líquido que consumes durante el día.

Pregúntale a tu doctor cuanto liquido deberías de tener.  ¡Usa las recomendaciones previas para llegar a tu meta de líquidos!

Return to top