Cuando la bacteria se mete en los riñones, puede causar una infección.  La bacteria que causa infecciones de los riñones por lo general viene de otra parte de tu tracto urinario, como la vejiga, uréteres o la uretra.  Las infecciones de los riñones pueden afectar a uno de los riñones a la vez o a ambos riñones al mismo tiempo.  Es muy importante tratar las infecciones de los riñones tan pronto como sea posible.  Las infecciones de los riñones que no son tratadas muy pronto pueden causar daño a los riñones permanente o pueden extenderse a otras partes de tu cuerpo y causar una infección más grave.

¿Quién sufre de infecciones de los riñones?

Cualquier persona puede contraer de una infección de los riñones, pero hay algunas personas que son más propensas que otros a contraerlas.  Puedes estar propenso a contraer una infección de los riñones si:

  • Tienes una infección de la vejiga.  Una infección en la vejiga puede extenderse a los riñones.
  • Eres una mujer.  Las mujeres padecen de infecciones en los riñones con más frecuencia que los hombres.  Esto es debido a la forma del cuerpo femenino se construye.  En las mujeres, la uretra (la parte de tu tracto urinario, donde la orina sale de tu cuerpo) es más corta que en los hombres.  Tener una uretra más corta hace que sea más fácil para las bacterias entrar a tu cuerpo y viajar hasta tu tracto urinario.  La uretra esta también más cerca de la vagina y el ano en las mujeres que los hombres.  Las bacterias pueden propagarse de la vagina y el ano a la uretra y luego viajar hacia el tracto urinario.
  • Tienes un problema con la forma de tu tracto urinario que hace que sea difícil que la orina pase
  • Tener un bloqueo en tu tracto urinario, como una piedra en el riñón o un agrandamiento de la próstata (en los hombres)
  • Estas embarazada
  • Tienes diabetes
  • Tienes un sistema inmunológico debilitado.  Esto podría ser causado por una enfermedad, como la diabetes o el VIH, o por ciertos medicamentos llamados inmunosupresores.  Las personas que han tenido un trasplante de un órgano toman inmunosupresores.
    Tener daño a los nervios o daño de la medula espinal que te impide sentir dolor en el área del cuerpo donde la vejiga y la uretra están.  No ser capaz de sentir dolor en esta área puede impedir notar síntomas de una infección de la vejiga.  Una infección de la vejiga puede conducir a una infección de los riñones si no se trata.
  • Usas un catéter para drenar la orina de la vejiga.
  • Tienes un problema de salud llamado reflujo vesicoureteral (RVU).  Un tracto urinario normal solo permite que la orina fluya por los uréteres hasta la vejiga.  Las personas con RVU tienen tractos urinarios que permiten que la orina fluya hacia atrás, hasta los uréteres, y pueden conducir a infecciones de los riñones.

Return to top

¿Cuáles son los síntomas de una infección de los riñones?

Si tienes una infección en los riñones, puedes notar uno a más de los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Vómitos
  • Dolor de espalda, los lados o el ingle
  • Escalofríos
  • Nauseas
  • Orinar a menudo
  • Sentir que tienes que orinar a menudo, incluso cuando acabas de ir
  • Dolor o ardor al orinar
  • El pus (liquido espeso, blanco/amarillo) o sangre en la orina
  • Orina opaca o con mal olor

Si notas cualquier de esto síntomas, consulta con tu proveedor de cuidado de salud tan pronto como sea posible.  Si actualmente estas tomando un medicamento para tratar una infección del tracto urinario (UTI), pero aun tienes cualquier de estos síntomas, consulta con tu proveedor de cuidado de salud.

Si tu medico cree que podrías tener una infección de riñón, él o ella puede pedirte que hagas una muestra de orina para buscar bacterias u otros signos de infección.  También podría ser necesario hacer con un análisis de sangre o un examen de imagen como un rayo X, ultrasonido o un CT scan.

Return to top

¿Cómo puedo prevenir una infección del riñón?

Puedes reducir tus chances de contraer una infección del riñón por:

  • Tomar suficiente agua
  • Orinar lo más pronto sientas las ganas de hacerlo
  • Orinar después de tener relaciones sexuales
  • Limpiar de adelante hacia atrás después de ir al baño, si eres mujer.  Esto ayuda a evitar que las bacterias de la vagina o el ano entren a tu uretra
  • Evitar el uso de desodorantes en aerosol o duchas en tu área genital.

Return to top