El tratamiento de la anemia puede ayudarlo a sentirse mejor. Dependiendo de la causa de su anemia, su médico puede recomendar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Agentes estimulantes de la eritropoyesis (ESAs)  — Los ESAs son medicamentos que funcionan enviando una señal a su cuerpo para producir más células rojas sanguíneas. Esto reemplaza la función de la hormona EPO que los riñones sanos normalmente producen.
    • Los ESAs se administran por medio de una inyección.
  • Suplementos de hierro — Los suplementos de hierro aumentarán el nivel de hierro en la sangre cuando estos están demasiado bajos.  Dependiendo de cómo esté tratando su falla renal, puede tomar su suplemento de hierro de diferentes maneras:
    • Los suplementos de hierro se pueden tomar por vía oral (como una píldora) o por medio de una inyección. Si está en hemodiálisis, puede obtener el hierro extra a través del líquido utilizado en su tratamiento de diálisis.

Muchos pacientes necesitan tomar ESAs y suplementos de hierro para alcanzar un recuento de células rojas sanguíneas óptimo.

  • Transfusión de células rojas sanguíneas — La transfusión de células rojas sanguíneas es un procedimiento que aumenta el número de estas células en su cuerpo mediante la administración de glóbulos rojos del cuerpo de otra persona vía IV.