La prevención de la glomerulonefritis no siempre es posible.  Usted puede tratar de reducir su riesgo de daño a sus glomérulos controlando su presión arterial y manteniendo un nivel saludable de azúcar en la sangre. Otras maneras de reducir sus probabilidades de contraer una glomerulonefritis incluyen:

  • Vea a un proveedor de atención de salud tan pronto como sea posible si cree que puede tener una faringitis estreptocócica
  • Practique sexo seguro y evite el consumo de drogas
  • No tome más de la dosis recomendada de analgésicos sin receta, como ibuprofeno, aspirina o naproxeno