Si tienes hematuria microscópica, es posible que no tengas síntomas.  Si tienes hematuria macroscópica, notaras que tu orina es color rosada, roja o café.  Esto pasa porque la sangre en tu orina la hace diferente color.  Si tienes hematuria macroscópica, también es posible que tengas cuagulos de sangre en tu orina, lo cual puede ser doloroso.

Si te das cuente que tu orina es un color diferente de lo normal o si tienes dolor mientras orinas, dile a tu proveedor de cuidado de salud.  El o ella puede hacerte análisis para averiguar la razón de que tienes sangre en la orina, la causa del dolor y el tratamiento que sera mejor para tu situación.