La DP usa una solución conocida como dializado para sacar los deshechos y líquidos de tu sangre, a través de tu peritoneo.  Tu peritoneo es como una pared de revestimiento que separa el interior de tu abdomen del resto de tu cuerpo.

Cuando haces la DP, llenaras tu abdomen (vientre) con dializado y dejaras que se mantenga en tu abdomen por un tiempo mientras hace su trabajo. Esto se conoce como tiempo de permanencia.  Tu medico te dirá cuanto debería durar tu tiempo de permanencia.  Cuando tu tiempo de permeancia termina, drenaras el dializado usado fuera de tu abdomen y volverás a llenar tu abdomen con dializado limpio, esto se llama un intercambio. Cada intercambio (drenaje y recambio)  usualmente toma entre 30 a 40 minutos.  Dependiendo del tipo de DP que escoges, harás estos intercambios tú mismo o con la ayuda de una máquina.

El dializado tiene una azúcar llamada dextrosa, la cual saca los líquidos y deshechos de tu sangre, por medio del peritoneo hacia el dializado.  Los deshechos y líquidos se mantienen en el dializado y se remueven del cuerpo cuando se hacen los intercambios.  La DP tiene que hacerse todos los días o noches.  Tu medico te dirá cuántos intercambios deberías hacer cada día.  La mayoría de personas hacen sus intercambios de DP en su casa, pero lo puedes hacer en cualquier lugar que esté limpio y seco.