Tú necesitas calcio y vitamina D para tener huesos sanos.  Los riñones sanos ayudan a mantener los huesos sanos.   Lo hacen do dos maneras:

  • Los riñones mantienen las cantidades adecuadas de fosforo y calcio en tu cuerpo.  Cuando los riñones no están funcionando, demasiado fosforo puede acumularse en la sangre.  Esto se llama hiperfosfatemia.  Esto puede hacer que tu cuerpo tire el calcio fuera de tus huesos, haciéndolos más débiles.
  • Los riñones ayudan al cuerpo a utilizar la vitamina D.  Cuando los riñones no están funcionando, tu cuerpo puede no es capaz de utilizar la vitamina D como debería.  Esto también puede causar que tus huesos se debiliten.

El calcio es un mineral que se encuentra en muchos alimentos.  La leche, el queso y el yogur son muy altos en calcio.  Una hormona llamada hormona paratiroidea (PTH) ayuda al cuerpo a mantener la cantidad adecuada de calcio en la sangre.

El fosforo es un mineral que se encuentra en casi todos los alimentos.  Alimentos y bebidas que son muy ricos en fosforo incluyen:

  • La leche y el queso
  • Pescado
  • Carne roja
  • Frijoles secos y arvejas
  • Nueces y mantequillas de nueces
  • Pan de grano entero
  • Bran
  • Cacao
  • Gaseosas de color oscuro
  • Cerveza

La vitamina D se encuentra en algunos alimentos de forma natural, pero la mayoría de los alimentos que tienen alto nivel de vitamina D tienen la vitamina D añadida durante el procesamiento.   Tu cuerpo también obtiene la vitamina D del sol, cuando la piel está expuesta a la luz solar.