El corto hemodiálisis en casa hecho a diario se realiza durante aproximadamente dos horas, todos los días de la semana o casi todos los días.  Tu medico puede decirte con qué frecuencia deberías hacer tus tratamientos.  Este tipo de hemodiálisis puede realizarse en cualquier momento durante el día que sea conveniente para ti y tu pareja de cuidado.  Hacer tus tratamientos más a menudo significa que el líquido se saca de la sangre más lentamente y con más frecuencia.  Esto puede ayudarte a sentirte mejor entre tratamientos.