El tratamiento de la LRA depende de lo que la haya causado. La mayoría de las personas necesitan permanecer en el hospital durante el tratamiento y hasta que sus riñones se recuperen. Mientras esté siendo tratado por el problema que causó su LRA, también puede recibir tratamientos para prevenir problemas que pueden hacer más difícil que sus riñones se curen. Algunos tratamientos posibles incluyen:

  • Hemodiálisis temporal para hacer el trabajo que sus riñones deben de estar haciendo, hasta que puedan recuperarse
  • Medicinas para controlar las cantidades de vitaminas y minerales en su sangre
  • Tratamientos para mantener la cantidad correcta de líquido en su sangre

Cuando regrese a casa, su médico le puede pedir que siga un plan de dieta saludable para los riñones para ayudar a que sus riñones sigan curándose. Es posible que su médico le pueda referir a un dietista, que le puede ayudar a elaborar un plan de dieta saludable para los riñones que funcione para usted.