El tratamiento para AKI depende de lo que causo que suceda.  La mayoría de gente tiene que permanecer en el hospital durante el tratamiento hasta que tus riñones se recuperen.  Mientras que estés recibiendo tratamiento para el problema que causo tu lesión renal aguda, puedes también tener tratamientos para prevenir problemas que pueden hacer más fácil que se mejoren tus riñones.  Algunos tratamientos posibles incluyen:

  • Hemodiálisis temporal para hacer el trabajo que tus riñones deberían estar haciendo, hasta que puedan recuperarse
  • Medicamentos para controlar las cantidades de vitaminas y minerales en la sangre
  • Los tratamientos para mantener la cantidad adecuada de líquido en la sangre

Cuando regrese a casa, su médico le puede pedir que siga un plan de dieta saludable para los riñones para ayudar a que sus riñones sigan curándose. Es posible que su médico le pueda referir a un dietista, que le puede ayudar a elaborar un plan de dieta saludable para los riñones que funcione para usted.