Es posible que no tengas síntomas de AKI al principio.  Si notas síntomas, puedes notar alguno o todos de los siguientes síntomas:

  • No tener suficiente orina
  • Hinchazón de piernas, tobillos o pies
  • Sensación de cansancio
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de confusión
  • Nauseas
  • Dolor o presión en el pecho

Si tienes AKI muy severo, puedes tener convulsiones o entrar en coma. 

Si notas cualquiera de estos síntomas, consulta con tu medico inmediatamente.