Al principio es posible que no note ningún síntoma de LRA. Si tiene síntomas, puede notar algunos o todos los problemas siguientes:

  • No orina lo suficiente
  • Hinchazón o inflamación en las piernas, los tobillos o los pies
  • Sensación de cansancio
  • Problemas para recuperar el aliento
  • Sentirse confundido
  • Náuseas
  • Dolor o presión en el pecho

Si tiene una LRA muy grave, puede tener convulsiones o caer en coma.
Si nota cualquiera de estos síntomas, comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente.