Una vez que sus riñones han sido dañados por la diabetes, no se pueden reparar. Si la enfermedad renal diabética no se trata temprano, puede conducir a falla renal.

La enfermedad renal diabética no ocurre rápidamente. A veces toma muchos años. Esto significa que puede tomar medidas ahora para ayudar a proteger sus riñones. Incluso si sus riñones ya están dañados, puede controlar su diabetes para evitar que empeoren.

Usted no podrá sentir si la diabetes ha dañado sus riñones. La única manera de saberlo es haciéndose una prueba.