Los estudios clínicos no siempre son gratis. Vea las diferentes maneras en que se pueden cubrir sus gastos.