Usted obtiene los genes de sus padres. Sus genes le dan sus rasgos personales, como ser alto o bajo o tener ojos marrones o azules. Sus genes también pueden aumentar su riesgo de (o ayudarle a protegerse contra) la diabetes, la presión arterial alta o la enfermedad renal. Sin embargo, tener un miembro de la familia con diabetes, presión arterial alta o enfermedad renal no significa que usted definitivamente tendrá una de estas enfermedades.

Su estilo de vida y hábitos son la forma en que usted decide vivir cada día. No podemos cambiar nuestros genes, pero podemos elegir vivir un estilo de vida saludable, y a veces esto puede ayudar a trabajar contra los genes que aumentan su riesgo de enfermedad. Usted puede reducir su riesgo de enfermedad renal tomando decisiones saludables.

  • Controle su presión arterial
  • Controle su nivel de azúcar en la sangre si tiene diabetes
  • Siga una dieta baja en sal, baja en grasas
  • No fume ni use tabaco
  • Reduzca el alcohol
  • Mantenga un peso saludable
  • Haga ejercicios la mayoría de los días de la semana

La única manera de saber qué tan bien están funcionando sus riñones es hacerse una prueba.

La enfermedad renal a menudo no tiene signos o síntomas hasta que sus riñones están muy dañados. Si usted tiene diabetes, presión arterial alta o un miembro de la familia con enfermedad renal, pregúntele a su médico acerca de hacerse la prueba. Si usted no sabe si tiene diabetes o presión arterial alta, pregúntele a su médico si debe hacerse una prueba para saberlo. Diagnosticar y tratar la diabetes y la presión arterial alta a tiempo puede ayudar a prevenir la enfermedad renal.