Cuando estas recibiendo tratamiento de diálisis, líquidos (agua) se puede acumular en tu cuerpo en medio de los tratamientos.  Muchos líquidos en tu cuerpo pueden causar presión arterial alta, hinchazón, dificultad al respirar y falla de corazón.  Tener extra líquidos en tu sangre puede hacer los tratamientos de diálisis más difícil.  Si necesitas limitar los líquidos, tienes que limitar la cantidad de líquidos que tomas.  Puede ser que también necesitas limitar algunas comidas que contienen mucha agua.  Sopas y comidas que se pueden derretir como el hielo, helados y gelatinas contienen mucha agua.  Muchas frutas y verduras también contienen bastante agua.  Habla con tu dietista acerca de cuanta cantidad de líquidos deberías de tomar cada día.

Si estas limitando el líquido en tu dieta y te da mucha sed, puedes hacer lo siguiente para aliviar la sed:

  • Mascar chicle
  • Enjuágate la boca con agua sin tragarla.  Puedes mantener un enjuague bucal en el refrigerador y utilizarlo como enjuague frio para tu boca.
  • Chupa un cubito de hielo, menta o caramel duro (recuerda escoger un caramel sin azúcar si tienes diabetes)
  • Trata de chupar un cubito de hielo reutilizable.  Se siente fio, pero no añade ningún líquido a tu cuerpo.