Reduzca la cantidad de alcohol que bebe. Beber alcohol en grandes cantidades puede hacer que su presión arterial sea demasiado alta. La presión arterial alta puede conducir a enfermedad renal. Reducir la cantidad de alcohol que bebe puede ayudar a mantener su presión arterial bajo control. Tomar no más de dos tragos por día si es hombre y no más de un trago por día si es mujer.

No fume ni use tabaco El uso de tabaco (fumar o masticar) puede empeorar la presión arterial alta y los problemas renales. También causa muchos otros problemas de salud graves tales como cáncer, enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares. Si usa tabaco, dejar de fumar puede ayudar a reducir su probabilidad de contraer una enfermedad renal o ayudar a prevenir que su enfermedad renal empeore si ya la tiene. Pídale ayuda a su médico para dejar de fumar.