Cuando esté decidiendo si quiere recibir tratamiento de hemodiálisis y qué horario es el mejor para usted, es importante considerar cómo el tratamiento se adaptará a su estilo de vida. Usted se conoce a sí mismo y conoce su rutina diaria. Tener en cuenta su personalidad, fortalezas y debilidades al elegir su plan de tratamiento puede ayudarlo a tener éxito con el plan que elija.

Dieta

Algunos tipos de hemodiálisis vienen con más limitaciones sobre qué y cuánto puede comer y beber. Usted se conoce a sí mismo y conoce sus hábitos mejor que nadie. Piense si será capaz de manejar una dieta con límites estrictos para ciertos alimentos y bebidas. Si sabe que le gusta “hacer trampas” en su dieta, un plan de tratamiento que requiera tales limitaciones podría no ser adecuado para usted. Trabaje con su médico y su dietético para elegir un plan de tratamiento que se adapte mejor a su estilo de vida y personalidad.

Trabajar

A algunas personas les gusta o necesitan seguir trabajando o yendo a la escuela mientras están en diálisis. Algunos horarios de tratamiento permiten mayor flexibilidad durante el horario laboral o escolar. Hable con su médico y trabajador social sobre qué tratamiento funcionaría mejor para usted y su horario diurno.

Viajes

Si viaja con frecuencia, aún puede someterse a hemodiálisis, pero debe planificarlo. Si elige la hemodiálisis en un centro de tratamiento, puede realizar sus sesiones en un centro de diálisis en la ciudad donde se encuentre. Si realiza algún tipo de hemodiálisis en el hogar, puede llevar consigo su máquina de diálisis. Recuerde que necesitará a un compañero de cuidado capacitado para ayudarlo con cada tratamiento. Hable con su médico y trabajador social sobre las formas de realizarse la diálisis durante el viaje y qué tipo de programa de diálisis sería mejor para usted si viaja con frecuencia.

Finanzas y seguros

Medicare, Medicaid y muchos planes de seguro privados cubren la mayoría de los costos de diálisis. La mayoría de las personas en diálisis pueden obtener cobertura de Medicare sin importar su edad. Sin embargo, dependiendo del tipo de tratamiento que usted elija, es posible que deba esperar algunos meses antes de que comience la cobertura del seguro. Es posible que también deba pagar deducibles o copagos. Consulte con su compañía de seguros para obtener más información sobre su cobertura. Su trabajador social también puede ayudar a responder preguntas.