La única manera de prevenir el síndrome nefrótico es controlar las enfermedades que pueden causarlo. Si usted tiene una enfermedad que puede dañar sus riñones, trabaje con su médico para controlar su enfermedad y prevenir el daño renal. También hable con su proveedor de atención de salud acerca de los exámenes para la salud renal. Si toma medicamentos de prescripción, tome todas las dosis y siga exactamente las indicaciones.