Solo las personas que tienen lupus pueden tener una nefritis lúpica. Si tiene lupus y nota cualquiera de los siguientes síntomas, hable con su proveedor de atención de salud acerca de cómo hacerse un examen de salud renal.

  • Presión arterial alta
  • Orina espumosa o burbujeante (un signo de proteínas en la orina)
  • Hinchazón en las piernas, los pies, los tobillos y a veces las manos y la cara

Si su médico piensa que su lupus podría estar afectando sus riñones, podría pedirle que le hagan un examen de orina para buscar sangre o proteínas en su orina. Tener sangre o proteínas en la orina puede ser una señal de que sus riñones no están funcionando tan bien como deberían. Es posible que su proveedor de atención de salud también quiera que le hagan un examen de sangre para verificar la cantidad de creatinina en su sangre. Tener demasiada creatinina en su sangre es también una señal de que hay un problema con los riñones.

Si sus análisis de sangre y orina demuestran que podría haber algún problema, es posible que su proveedor de atención de salud le solicite una biopsia renal para detectar signos de nefritis lúpica. Una biopsia renal es una prueba que analiza una pieza pequeña de su riñón con un microscopio de gran alcance. Durante la biopsia, se inserta una aguja en el riñón para colectar una muestra muy pequeña de su tejido renal. Un médico examinará la muestra con un microscopio para verificar la presencia de nefritis lúpica.