No hay cura para el síndrome nefrótico, pero hay tratamientos que pueden ayudarle a controlar los síntomas y prevenir más daño renal. Si sus riñones dejan de funcionar, necesitará diálisis o un trasplante de riñón para vivir.

Es posible que su proveedor de atención de salud le indique ciertos medicamentos para tratar los síntomas del síndrome nefrótico. Las medicinas para controlar la presión arterial y el colesterol pueden ayudar a reducir sus probabilidades de tener una enfermedad cardíaca. Medicinas que ayudan a su cuerpo a deshacerse de agua adicional también pueden ayudar a controlar su presión arterial, y reducir la hinchazón. Las medicinas para prevenir los coágulos sanguíneos pueden ayudar a evitar el ataque cardíaco y los accidentes cerebrovasculares.

Cambiar su dieta también puede ayudarle a controlar sus síntomas. La selección de pescado o cortes de carne baja en grasa en lugar de opciones de grasa alta puede ayudar a mantener su colesterol bajo control. Reducir la cantidad de sal (sodio) que ingiere puede ayudar a prevenir la hinchazón y a mantener su presión arterial en un nivel saludable.