El tratamiento para la nefritis lúpica se centra en la prevención de más daño a los riñones. Diagnosticar y tratar la nefritis lúpica temprano puede ayudar a prevenir daño severo. El lupus daña sus riñones al hacer que su sistema inmunológico los ataque. Para evitar que esto suceda, es posible que su proveedor de atención de salud le indique que tome un medicamento llamado inmunosupresor. Este tipo de medicina debilita su sistema inmunológico para que no pueda dañar tanto sus riñones.

Su proveedor de atención de salud también podría indicarle un medicamento para bajar la presión arterial. La presión arterial alta es la segunda causa más común de fallo renal (enfermedad renal terminal, o ESRD). Dos tipos comunes de medicamentos para la presión arterial son los inhibidores de la ECA (enzima convertidora de la angiotensina) y los BRA (bloqueadores de los receptores de la angiotensina).

Tener demasiado líquido en su cuerpo puede también elevar su presión arterial y la tensión de su corazón. Si su cuerpo está reteniendo demasiada agua y sus pies y tobillos están hinchados, su médico podría indicarle un diurético, también conocido como una píldora de agua. Este medicamento puede ayudar a su cuerpo a deshacerse de algo del líquido extra que está reteniendo.