No hay una cura para la nefropatía por IgA, pero los tratamientos pueden ayudar a prevenir más daño a los riñones. Si tiene una nefropatía por IgA, debe hacerse exámenes regulares para la salud renal. Es posible que su proveedor de atención de salud le indique tomar un tipo de medicamento llamado inhibidor de la ECA o un BRA para controlar su presión arterial y evitar que la proteína se pierda en su orina. También puede ser necesario cambiar su dieta y tomar medicamentos para bajar el colesterol. Su proveedor de atención de salud puede remitirlo a un dietista que le puede ayudar a planificar una dieta que le ayudará a reducir su colesterol.

En algunos casos, podría recomendarse un medicamento llamado inmunosupresor. Este es un tipo de medicamento que debilita su sistema inmunológico. La prednisona es un ejemplo de un inmunosupresor que se ha utilizado para tratar la nefropatía por IgA.

Trabaje con su proveedor de atención de salud para elegir un tratamiento adecuado para usted.