La hepatitis C se transmite cuando la sangre de una persona infectada con hepatitis C entra en el cuerpo de una persona que no tiene hepatitis C. Aprende más.