Cuando una persona se infecta con hepatitis C por primera vez, esto se llama una infección aguda. Durante la infección aguda, la mayoría de la gente no tiene síntomas.