La anemia y la enfermedad renal terminal (ESRD), también conocida como falla renal, a menudo van mano a mano. La mayoría de las personas con falla renal que están en diálisis tienen anemia. Los pacientes con trasplante renal también tienen un mayor riesgo de anemia.