La IgA es una proteína que ayuda a combatir las infecciones. En las personas con nefropatía por IgA, estas proteínas se acumulan y forman grumos dentro de los diminutos filtros de los riñones (glomérulos). Estos grumos de proteínas dañan los glomérulos. Este daño puede causar enfermedad renal crónica y puede conducir a fallo renal/ESRD. Conozca más acerca de la nefropatía por IgA.