La ERPAD es causada por un problema con un gen específico. Casi siempre se hereda de un padre que también tiene ERPAD. Para heredar la enfermedad, un niño necesita tener solo un padre con ERPAD. Un niño que tiene un padre con ERPAD tiene una probabilidad de 50/50 de heredar la enfermedad. Si ambos padres tienen ERPAD, su hijo nacerá con la enfermedad.

El problema genético que causa la ERPAD a veces puede suceder por sí solo, lo que significa que un niño puede nacer con ERPAD, a pesar de que ninguno de los dos padres lo tiene. Esto ocurre en solo 1 de cada 10 casos de ERPAD.