Antes de recibir un trasplante de riñón de donante vivo, necesitará hacerse una evaluación en su centro de trasplante. La evaluación ayudará al equipo de trasplante a determinar si el trasplante es una buena opción de tratamiento para usted. También le realizarán pruebas que ayudarán a los médicos a recopilar información sobre sus riñones, para que puedan asegurarse de que el riñón de su donante sea compatible con el suyo. Cualquier persona que quiera darle un riñón también tendrá que someterse a estas pruebas para averiguar si su riñón es compatible con usted. Un miembro de la familia puede ser compatible o puede que tenga que buscar un donante fuera de su familia.

Si encuentra un donante vivo, usted y su donante se someterán a una cirugía el mismo día, en el mismo hospital. El donante se someterá a una cirugía para extraerle uno de sus riñones. A usted se le hará una cirugía para colocarle el riñón del donante en su cuerpo.