Un riesgo de un trasplante de riñón es que su cuerpo va a rechazar (luchar) el nuevo riñón. Esto puede suceder si el sistema inmunológico de su cuerpo se da cuenta de que el riñón es de otra persona. Para evitar que esto suceda, debe tomar medicamentos para debilitar su sistema inmunológico. Este medicamento se denomina inmunosupresor, o un medicamento anti-rechazo. Usted debe tomar su medicamento anti-rechazo exactamente como su médico le indique. Si olvida incluso una dosis, podría correr el riesgo de perder su nuevo riñón. Pero la medicina anti-rechazo también tiene riesgos y efectos secundarios. Hable con su médico acerca de lo que podría suceder con el tipo de medicamento anti-rechazo que toma.