El potasio es un mineral encontrado en casi todas las comidas.  Tu cuerpo necesita algún nivel de potasio para que trabajen tus músculos, pero mucho potasio puede ser peligroso.    Tener mucho potasio en tu sangre es llamado hipercalcemia.  Cuando estas recibiendo tratamiento de diálisis, tu nivel de potasio puede ser muy bajo o muy alto.  Tener demasiado o no tener suficiente potasio puede causar calambres de los músculos, problemas con la manera que palpita tu corazón y debilidad de músculos.  Tener mucho potasio puede causar un ataque al corazón.  Pregúntale a tu dietista cuanta cantidad de potasio deberías de consumir cada día.  Imprime este registro de potasio para mantener un registro de la cantidad de potasio que consumes.