No siempre es posible saber qué causa la glomerulonefritis. Muchas enfermedades y condiciones pueden conducir a daño de los glomérulos, pero alguien también puede tener glomerulonefritis sin tener alguna de estas enfermedades o condiciones. Algunos de los problemas que pueden conducir a glomerulonefritis incluyen:

  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Cáncer
  • Faringitis estreptocócica
  • Tomar regularmente más de la dosis recomendada de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), como ibuprofeno, aspirina o naproxeno
  • Infección bacteriana de su corazón
  • Las infecciones virales, como el VIH, la hepatitis B y la hepatitis C
  • Enfermedades inmunológicas, así como lupus, síndrome de Goodpasture y nefropatía IgA
  • Vasculitis (una condición que causa irritación a los vasos sanguíneos)