La lesión renal aguda (LRA) generalmente ocurre cuando los riñones se dañan de repente. El daño que produce la LRA puede ser causado por:

  • No hay suficiente sangre fluyendo a través de sus riñones
  • Una lesión directa a sus riñones o un problema con sus riñones
  • Un bloqueo en sus uréteres, los tubos que llevan la orina de sus riñones a su vejiga

Algunos ejemplos de problemas que pueden causar que usted tenga muy poca sangre fluyendo a través de sus riñones son:

  • Presión arterial baja
  • Sangrando excesivo
  • Tener diarrea severa
  • Enfermedad cardíaca o ataque al corazón
  • Infección
  • Insuficiencia hepática
  • El uso de AINEs (antiinflamatorios no esteroideos), como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno
  • Quemaduras graves
  • Estar muy deshidratado (no tener suficiente líquido en su cuerpo)
  • Reacción alérgica severa

Algunos ejemplos de problemas que pueden causar daño directo a sus riñones son:

  • Coágulos sanguíneos en o alrededor de los riñones
  • Enfermedades que afectan sus riñones, así como glomerulonefritis y lupus
  • Infección
  • Algunos medicamentos, como ciertas drogas de quimioterapia, algunos antibióticos y colorantes de contraste utilizados durante las tomografías computarizadas, resonancias magnéticas y otras pruebas de imagen
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Algunos trastornos de la sangre o de los vasos sanguíneos

Algunos ejemplos de problemas que podrían causar un bloqueo en su tracto urinario son:

  • Algunos cánceres
  • Coágulos sanguíneos en o alrededor de los riñones
  • Cálculos renales
  • Problemas de la vejiga
  • Próstata agrandada (en hombres)