Existen medicamentos que funcionan bien para tratar la gota. Tomar demasiados medicamentos o determinados medicamentos al mismo tiempo puede ser peligroso, por lo tanto, es muy importante que hable con su médico para que le recomiende los medicamentos que puede tomar.

Existen dos tipos de medicamentos para la gota: medicamentos para tratar los ataques de gota aguda y medicamentos para prevenir los ataques de gota y sus complicaciones.

Medicamentos para los ataques de gota

El objetivo principal del tratamiento durante un ataque de gota es disminuir el dolor y la inflamación. Algunos medicamentos son seguros para las personas con enfermedad renal, pero otros no lo son. Hable con su médico sobre qué medicamentos son los más adecuados para probarlos.

Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

Los AINE son medicamentos que reducen el dolor y la inflamación. Algunos AINE se venden sin receta, como el ibuprofeno y el naproxeno sódico. Los AINE más fuertes, como la indometacina y el celecoxib, debe prescribirlos un médico.

Estos fármacos pueden dar lugar a una enfermedad renal con el tiempo o hacer que empeore la enfermedad. Es posible que no se recomienden AINE si padece una enfermedad renal, incluso para
el tratamiento de los ataques de gota.

Colchicina

La colchicina es un medicamento que puede aliviar el dolor. El médico puede recomendarla durante
un ataque de gota, o dosis bajas diarias si padece gota crónica. Puede que la colchicina no sea recomendable para personas que padezcan enfermedad renal. Hable con su médico para saber si la colchicina es adecuada para usted.

Corticoesteroides, también conocidos como esteroides o corticoides

Los esteroides son medicamentos fuertes que se utilizan para disminuir la inflamación y el dolor. Se suelen suministrar solo para la gota si no pueden tomar AINE o colchicina. Se pueden suministrar en forma de pastilla o inyección. Hable con su médico para saber si los esteroides son seguros para usted.

Medicamentos para prevenir la gota y sus complicaciones

Su médico le puede recetar medicamentos que pueden ayudar a mantener un nivel saludable de ácido úrico en el organismo, lo que puede prevenir futuros ataques de gota y sus complicaciones. Si padece gota, su organismo creará demasiado ácido úrico o no podrá eliminarlo lo suficientemente bien, lo cual que provoca su acumulación.

Se puede tomar algunos medicamentos de forma segura si padece enfermedad renal, pero otros no son seguros. Hable con su médico para saber qué medicamentos son seguros para usted.

Alopurinol

El alopurinol es un medicamento para las personas que producen demasiado ácido úrico. Es el medicamento más común para tratar la gota crónica. Su médico le puede decir si el alopurinol es seguro para usted si padece enfermedad renal.

Febuxostat

El febuxostat es un medicamento que funciona en personas que producen demasiado ácido úrico. A veces puede dar lugar a daños en el hígado, por lo que la sangre deberá trabajar con regularidad para asegurarse de que el hígado no se vea afectado. Hable con su médico para saber si el febuxostat es seguro para usted.

Probenecid

El probenecid es un medicamento que funciona en personas que no eliminan el ácido úrico lo suficientemente bien. Sirve para eliminar el exceso de ácido úrico a través de la orina. El probenecid puede aumentar el riesgo de cálculos renales. Este medicamento no es seguro para muchas personas que padecen enfermedad renal, por lo tanto, hable con su médico para obtener más información sobre el probenecid.

Pegloticasa

La pegloticasa es un medicamento que se inyecta en la vena en el consultorio médico, por lo general, cada dos semanas. Se utiliza para tratar la gota crónica con dolor intenso si otros medicamentos no funcionan. La pegloticasa puede disminuir rápidamente el nivel de ácido úrico hasta un nivel inferior al de la mayoría de los medicamentos. Hable con su médico para saber si la pegloticasa es segura para usted.

Otros tratamientos para la gota

Los medicamentos se consideran el tratamiento más eficaz para la gota, pero puede realizar cambios en el estilo de vida para controlar los síntomas durante un ataque de gota o para ayudar a prevenir los ataques de gota. Aquí puede obtener más información sobre otros tratamientos de los síntomas de gota durante un ataque. Aquí puede obtener más información para prevenir futuros ataques de gota.