Cualquier persona puede padecer gota, pero es más frecuente en hombres que en mujeres. La gota es más común en adultos que en niños. Las mujeres que desarrollan gota suelen mostrar signos y síntomas después de la menopausia. Existen otros factores que pueden aumentar el riesgo de padecer gota.

Es más probable que padezca gota si:

  • Es un varón adulto de entre 30 y 50 años de edad
  • Tiene sobrepeso
  • Bebe alcohol
  • Ingiere una gran cantidad de alimentos ricos en purinas (especialmente carnes y mariscos)
  • Tiene antecedentes familiares de gota
  • Le han trasplantado algún órgano
  • Ha estado expuesto al plomo
  • Es afroamericano o isleño del área Asia-Pacífico

Algunos estados de salud suponen un riesgo mayor de padecer gota. Entre estos se incluyen:

Algunos medicamentos aumentan el riesgo de padecer gota, incluidos:

  • Diuréticos
  • Betabloqueantes
  • Fármacos con salicilato
  • Niacina, también conocida como ácido nicotínico
  • Ciclosporina
  • Levodopa

Hable con su médico sobre cómo prevenir la gota si presenta alguna de las características de riesgo para su salud.

Contenido cortesía de los Institutos Nacionales de Salud (NIH): https://www.niams.nih.gov/health-topics/gout#tab-risk